Contexto para el Desarrollo Nacional

      Componentes a tomar en cuenta

Componentes del Proyecto Nacional

Sobre los Proyectos Nacionales

En general, es posible reconocer los siguientes componentes de un Proyecto Nacional:

·         El sustento ideológico, o ideo político.  Aunque no sea explícito, será posible reconocer una posición ideológica en todo Proyecto Nacional. Cada una de estas posiciones, conducirá a su propio Proyecto Nacional.[1] [2] Este sustento puede suscribir alguna ideología histórica e internacional (la liberal, por ejemplo). O plantear una nueva (más cerca al hombre, por ejemplo). Es importante recalcar, que cada posición ideológica debe estar acompañada, cuando menos, con las orientaciones políticas, económicas y jurídicas.

·         Los objetivos del Proyecto Nacional. Definida la ideología, estos objetivos no pueden tener un enunciado genérico. Serán establecidos en tal forma, que permitan con facilidad, la deducción de las acciones que podrían permitir su alcance.

·         Las distintas estrategias, o caminos que conduzcan a la consecución de los objetivos. Aunque los propósitos del Proyecto tengan un fuerte contenido social, además de las estrategias sociales, se establecerán estrategias económicas y ambientales. No sólo se trata de resolver los problemas de vivienda, salud, o educación. También se necesita de una base productiva sólida. Y del respeto y compromiso con el medio ambiente.

·         Las actividades y proyectos que acompañan estas estrategias. Pueden estar agrupadas en programas. Se necesita conocer de sus requerimientos financieros, y de su progresivo desarrollo temporal.

·         El sometimiento de estas acciones y proyectos al análisis de viabilidad física, económica, social y ambiental. Ello determinará la viabilidad del propio Proyecto, o de su ajuste. También para compararlo con Proyectos alternativos.



[1]  De esta manera, el grupo que se adhiere a esta  posición, adquirirá el compromiso de difundir el Proyecto, hasta tener la oportunidad de llevarlo adelante. Es importante recalcar, que un Proyecto Nacional tiene sentido, cuando es llevado a la práctica.

[2]  En algún caso se ha tratado de combinar posiciones ideológicas discrepantes. Aquí, las propuestas del Proyecto pierden armonía y consistencia.